Cria a mano de agapornis papilleros

Cada día más personas se deciden por criar a mano un agapornis papillero y en el foro cada vez son más frecuentes las preguntas de cómo hacerlo. Aunque ya se publicaron unas Pautas para criar a mano un polluelo de agapornis, veo de gran interés también publicar en la web esta otra guía de la Cria a mano de agapornis papilleros, que nuestra compañera Mari Bichos escribió en el foro. En ella tienes toda la información necesaria para ayudarte a criar adecuadamente a tu polluelo de agapornis.

 

¿Cuándo sacar al agapornis del nido?

El polluelo de agapornis debe tener de 20 a 25 días de vida. Es necesario que tenga ese tiempo y no menos pues necesita las defensas que le pasan sus padres en la comida y en esa edad está lo suficientemente grande y fuerte para sacarlo adelante y sin efectos adversos. Te tendrá el mismo cariño que si lo hubieses criado desde recién salido del cascarón. Para hacernos una idea el aspecto que ha de presentar es aproximadamente este:

pollitos papilleros pollitos papilleros

Ya con color en las alitas pero aún todo de plumón.

También si el pollo pasa de los 30 días de vida, ya prácticamente emplumado del todo, se hace muy complicada la adaptación a la jeringa y la pérdida del miedo. Es posible, claro, pero la edad ideal es sin duda entre los 20 y los 25 días de vida.

 

¿Dónde poner al polluelo mientras lo criamos?

Aunque hay diversidad de sitios donde simular un nido, desaconsejo aquellos que sean de madera o cartón, dado que las deyecciones de los pollos a papilla son muy líquidas y la madera pronto se empapa, siendo imposible de limpiar a fondo. Como recipiente ideal, grandes tapper de plástico, usados sin la tapadera o bien usando una tapa de malla plástica.

Importante no usar la tapa de plástico del tapper ni aún perforada sin antes cerciorarnos bien de la temperatura que alcanza el interior del habitáculo.

Lo más cómodo y rápido, para asegurarnos de no tener problemas en este sentido es comprar un fauna box, que ya tienen el techo preparado para tener animales dentro y es totalmente antifugas. Siendo de plástico permite un fregado a fondo y una buena higiene y excelente ventilación.

 papilleros 3

Dentro del recipiente habremos de poner una base de papel, ya sea papel de cocina o servilletas. Y sobre este una capa de viruta de madera para hámster, de venta en cualquier pajarería. Nunca usar serrín ya que este se les puede introducir por los ojos y demás partes sensibles. Los trapos tampoco se han de usar, pues entre toma y toma pasan horas, tiempo de sobra para que algún dedo o pata tenga serios problemas si se enreda con un hilo.

La cajita con el pollito de agapornis ha de estar en algún cuarto tranquilo, alejado del bullicio normal de una casa, y lejos también de la luz directa de una ventana demasiado cercana. Si lo deseamos, sobre todo con pollos muy pequeños, podemos poner en penumbra la cajita usando un trapo que pondremos por fuera, si bien a un pollo ya de mas 20 días no hay problemas por tenerlo en una habitación de iluminación normal.

Habrá que cambiar el lecho de virutas a la mínima señal de humedad o mal olor, si bien no hace falta hacerlo a diario cuando es un solo pollo el que tenemos. Igualmente habrá que fregar a fondo el tapper o similar de vez en cuando, pues seguramente el pollo lo ensucie.

 

¿A qué temperatura debe estar el polluelo de agapornis?

Ha de estar siempre calentito, día y noche pues ya no tiene a sus padres y a sus hermanos junto a él para darle calor. Por lo tanto, tendremos que poner una fuente de calor externa, que puede ser:

  1. Una manta eléctrica en el fondo de la caja por fuera (sin que queme). Y siempre poniendo papel o tela entre la caja y la manta.
  2. Una piedra térmica de terrario para reptiles, siempre envuelta en papel de modo que esté caliente pero sin quemar, cosa que desgraciadamente suele pasar a los reptiles que sus dueños ponen estas piedras.
    Recipiente y temperatura pollo agapornis
  3. Un flexo de escritorio. Pero ojo!! El inconveniente del flexo (a parte de la luz que no es necesaria e incluso molesta a tan corta distancia) es que si se funde la bombilla deja de dar calor inmediatamente.

Así que depende de lo que tengamos podemos utilizar una cosa u otra pero no debemos olvidar que es muy importante que no pierda el calor y sobretodo mucha atención por la noche. Si notamos que el agapornis está decaído puede deberse a que no tiene suficiente calor.

Personalmente uso la manta térmica bajo el fauna box, ajustando la potencia de la misma, y poniendo más o menos periódico entre la manta y el fauna box puedo jugar con la temperatura. Nunca poner el fauna box o tapper directamente sobre la manta térmica, o podría incluso derretirse.

Todo esto del calor tiene una explicación: las aves tienen una temperatura interna basal superior a la de los mamíferos. Lo que para nosotros seria tener fiebre 37º C, 38º C, 39º C, para ellos esta dentro de su rango de temperatura normal. Por eso es tan importante que se mantengan calientes pues el frío les crea malestar y son más sensibles a este que nosotros pues su temperatura interna es superior a la nuestra. Sin embargo, que tengan las patitas frías no quiere decir nada malo ya que tienen un mecanismo de refrigeración especial para éstas y suelen estar unos 4º C de temperatura por debajo de su temperatura corporal.

 

El preparado de la papilla.

Aconsejo que busquemos un vaso de plástico poco profundo y de base ancha idealmente, y usemos siempre el mismo vaso para la preparación de la papilla. Mínimo serán 3 o 4 veces al día durante muchos días que habrá que manejarlo y fregarlo, importante que sea de plástico... si no queremos terminar barriendo cristales.

Se le ha de dar una papilla específica para cría de psitácidas. Solo como medida de urgencia, podemos usar papilla de cereales para bebes y/o pan rayado. No indicaré marcas, pero si aconsejo no ir directamente a la más barata ni comprarla a granel, a menos que tengamos confianza con el vendedor. No escatimemos gastos con algo tan básico, no tiene sentido comprar un pollo por 40 o 50 € y después ser tacaños con el precio de la papilla.

Ponemos agua (mejor si es embotellada) en un recipiente y la calentamos en el microondas (si no tenemos pues en un cazo al fuego) hasta que queme, no hace falta llevarla a ebullición si no se quiere. Luego añadimos la papilla y vamos removiendo para que no queden grumos. A medida que la papilla se hace homogénea y espesa, va perdiendo el exceso de temperatura.

Ha de estar muy caliente pero no ha de quemar (rondando los 40º C), se debe comprobar la temperatura metiendo la punta de un dedo en la papilla y aguantándolo unos instantes. Si quema la deberemos enfriar pero no demasiado si se enfría en exceso le sentará mal pues ralentiza la digestión o no la aceptará. En este caso tendremos que calentarla en el microondas (o si no tenemos al baño María) y después agitar con una cucharilla bien para que no queden puntos de calor que puedan quemar el buche al polluelo.

Se ha de lograr que tenga la consistencia de las natillas, que no esté grumosa, ni demasiado espesa ni demasiado aguada.

Recipiente papilla

Ya solo falta remover con la cuchara.

 

¿Cuánto, cuándo y cómo dar la papilla?

La papilla se la subministraremos al agapornis con una jeringuilla (sin aguja). Personalmente uso las de 5 o 10 ml.

Si el polluelo lo has comprado a un criador, debe entregártelo ya adaptado a comer de jeringa, pero si no es así, o nosotros mismos sacamos del nido para empapillar a un baby, habremos de esperar a que vacíe por completo el buche de semillas que tendrá, si los padres lo alimentaban bien, y entonces proceder a su primera toma de papilla. El pollo nos temerá, pero el hambre es fuerte, haciendo una ligera presión con la punta de la jeringa en la comisura del pico, depositaremos en él la suficiente cantidad de papilla para que saboree, pero tan poca que no agite la cabeza escupiéndola ni chorreándole fuera del pico. Realizaremos esta operación tantas veces como sea necesario, hasta dejarle al baby un buen buchecito lleno, al menos como para aguantar alguna hora. Una vez vacío, repetiremos la operación. En no mas de 2 o 3 veces, el pollo aprende que la jeringa implica comida, nos pierde el miedo y entonces podremos dar tomas completas y a su hora debida.

Mantén la temperatura correcta para la fórmula durante todo el proceso de alimentación colocando las jeringas cargadas de papilla en un vaso con agua caliente que no queme, tal cual se muestra en el siguiente vídeo.

 

 

Esto es necesario sobre todo cuando tenemos que empapillar varios pollos o aún no tenemos mucha práctica y tardamos mucho en llenarle el buche.

Jeringa papilla

El modo adecuado de subministrarle ésta es poniendo la punta de la jeringuilla a la derecha del pico cuando tenemos al polluelo frente a nosotros. Si enfocamos hacia la parte izquierda cabe la posibilidad de que le introduzcamos papilla por la traquea y esta llegue a sus pulmones pudiendo llegar a producirle muerte por asfixia.

Un pollo de agapornis de más de 20 días que aún no coma nada de sólidos por su cuenta, ha de comer como mínimo aproximadamente unos 7-10 o más ml 3 veces al día. Por la mañana temprano, al medio día y por la noche, ideal si a media tarde se le puede dar una “merienda”. Si bien es importante no dar nunca papilla cuando aún tenga en el buche de la toma anterior.

Cuando pollito y dueño tienen ya mucha práctica, se tardan muy pocos segundos en llenarle el buche. Y sin ensuciarse prácticamente nada. Hay que sujetar un poco la cabecita y no dar más de lo que el pollo pueda ir tragando, para que no chorree papilla fuera del pico. Si esto pasara se ha de limpiar en ese mismo momento, con un paño o papel ligeramente húmedo.

No es necesario levantarse por la noche a alimentar al polluelo. Controlar bien el buche mediante el tacto para así saber cuando dar la próxima toma.

No guardar nunca papilla antigua. Ya que esta fermenta y es colonizada por hongos. Hay que preparar cada vez la papilla que necesitemos, al principio se hace de más o de menos, pero con la práctica se le pilla la medida.

Lavar bien todos los utensilios con agua corriente aunque si no se quiere no es necesario esterilizarlos.

La toma de papilla ha de corresponderse con la edad del polluelo pero también con el desarrollo y el apetito de éste. No solo nos tenemos que guiar por las pautas sino también por el sentido común. Básicamente se resume en mantener papilla en el buche siempre, con la premisa de no dar nunca papilla si aún hay en el buche de la toma anterior.

 

Jaula y destete.

Rondando los 30 días de vida, notaremos que el fauna box se le empieza a quedar pequeño al pollo de agapornis, antes se pasaba horas y horas tranquilamente acostado en su cama de virutas… pero ahora no deja de aletear y estirar las alas, además de picotear y jugar con la viruta. Es el momento de pasar al pollo a su jaula, los primeros días solo un rato, después más y más horas, hasta pasar al pollo al fauna box solo para dormir, y ya rondando los 40 o 45 días de vida, podemos optar por dejarlo dormir en la jaula, olvidándonos ya del fauna box.

polluelos papilleros

Los 2 mayores ya con edad de pasar todo el día en jaula.

Al principio en la jaula habrá que poner idealmente las perchas bastante bajas, para que el baby se familiarice con el entorno y aprenda a perchar sin dificultad, a medida que notemos que a lo largo de los días ganas confianza, pondremos las perchas en su posición normal.

Aunque muchos criadores ofrecen ya panizo en rama a sus pollos en el fauna box, personalmente ofrezco el alimento sólido solo en la jaula, en comederos de fácil acceso, se ofrece poca cantidad, pero bastante variedad desde el primer día de ir pasando el pollo a la jaula. Mixtura de mijo, pan (no hace falta que sea del día, pero tampoco duro como una piedra), pasta de cría, panizo en rama, pipas, verdura (sobre todo la hoja verde les encanta, lechuga, acelgas y similares), pienso si se tiene a mano, manzana, zanahoria, calabacín, brócoli….

Y por supuesto, el bebedero, con cuidado de que no sea tan grande de que el pollo pueda caer dentro, no se ahogaría dada la escasa profundidad, pero mojado podría tener problemas de hipotermia y digestión.

Aunque poco tiene que ver con empapillar, advertir que es en estos primeros días de jaula cuando el pollito de agapornis da también sus primeros vuelos, cuidado por que no avisan, y de no haber volado jamás pasan de golpe a volar como cohetes por el salón. Jamás nos pongamos cerca de una ventana o peligro con un pollo crecido, confiados en que no vuela solo por que aún nunca lo hizo.

El pollo, por puro instinto y curiosidad, irá picoteando los alimentos sólidos, irán pasando los días y seguiremos con la rutina de las 3 tomas a buche completo, o mejor aún 4 tomas. Y poco a poco empezaremos a apreciar que a la fruta le faltan trocitos, que la lechuga aparece roída y que por la jaula aparecen cáscaras de mijo. Si todo sigue bien, notaremos que el pollo que hasta hace solo unos días se comía perfectamente sus 10 ml aproximadamente, ahora no acepta tanto… es el momento de retirar una toma, por ejemplo la de la tarde, e ir observando en días sucesivos el comportamiento del pollo.

Yo al principio aguanto por bastantes días las 3 tomas mínimo, solo que dando la cantidad que el pollo quiera, bastante menos de 10 ml cuando el destete esta ya avanzado. Después, paso a dar solo 2 tomas, mañana y noche, y finalmente 1 sola toma, idealmente la de la noche.

Importante, que sea el pollo el que marque el ritmo, no soy yo la que decide ir quitando tomas, si no él, por su desinterés hacia la papilla el que me indica cuando ir retirando tomas. Un pollo de agapornis que no coma nada de sólidos o tan poco que tenga verdadera hambre, habrá de dársele las tomas que necesite, tenga la edad que tenga. Forzar el destete haciendo pasar hambre al pollo no es buen método, más aún, dudo que funcione, y por suerte, yo aún nunca lo he puesto en práctica, ellos solos me han marcado siempre el ritmo y la papilla que querían.

He tenido casos de pollos que han pasado de comer casi solo papilla a estar destetados en menos de una semana, y otros que aún con el buche durito de semillas, pedían papilla como locos, por puro vicio.

Es rondando los 2 meses de vida, cuando la mayoría de pollos se destetan por completo, notando también nosotros un cambio en la consistencia de las defecaciones, mucho mas liquidas cuando comía papilla, y grumitos semisólidos ahora que come por su cuenta. Jamás se le ha de ofrecer papilla en un comedero en la jaula al pollo.

Si todo ha salido bien, seremos el orgulloso dueño de un agapornis papillero, correctamente empapillado, socializado y destetado.

 

Escrito por Mari Bichos.

Prohibida la copia total o parcial sin el consentimiento expreso del autor del artículo

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto